Project Description

El poder de su presencia

Pastor Francisco Barrios

Domingo 24-10-2021

Muchas veces, cuando atravesamos por momentos de desiertos, pensamos que estamos solos, y que Dios nos ha abandonado, pero pese a lo que nuestras emociones nos puedan decir, Dios en su Palabra nos afirma que Él siempre nos va acompañar. Dios es la única verdad en nuestra vida, así que, debemos aprender a luchar contra los pensamientos desalentadores que puedan venir.

Josué 1:5: “Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé”.

La verdadera promesa que Dios le hizo al pueblo de Israel por medio de Josué, fue su presencia. Cuando tenemos la presencia de Dios, las promesas cumplidas son un resultado; sin embargo, debemos primeramente amar y valorar la compañía de Dios, porque si no, nuestro corazón puede dañarse por tener los beneficios de Dios, sin tenerlo a Él.

Josué 1:6-7: “Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas”.

Dios le pide a Josué que se esfuerce, porque su presencia acompaña a aquellas personas que trabajan en lo que se les ha encomendado. Si queremos un cambio, debemos trabajar para lograrlo; la compañía de Dios no es una salida fácil a nuestro problema, es la certeza de que si nos esforzamos, lograremos alcanzar la promesa.

Dios nos garantiza su presencia para pasar a la siguiente temporada, pero debemos esforzarnos y ser valientes. La valentía proviene de la fe, con ella podremos enfrentar problemas, conquistar obstáculos y abrir puertas. Si deseamos tener éxito debemos vivir con valentía. Dios nos pide valentía para que sigamos luchando por nuestro milagro, para que vivamos de su palabra. Se requiere valentía para continuar creyendo en medio de la desesperanza.

Josué estaba asustado por enfrentar un futuro sin la dirección de Moisés, y ante la sensación de soledad, Dios le promete su presencia. Hay batallas que debemos enfrentar solo con Dios a nuestro lado, porque eso va a fortalecer nuestra fe en que su presencia nos acompaña.

Josué 1: 8-9: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.

Dios le da su presencia a Josué con el propósito de que cambiara de temporada y empezara a poseer. Dios se presenta al pueblo de Israel, para cambiarle la mentalidad, porque la tierra prometida que venía, debía ser conquistada, y para ello, debían ser valientes y esforzados. Dios desea sacarnos del desierto y darnos una nueva temporada de bendición, para ello nos entregará su presencia, y si deseamos mantenerla con nosotros, debemos levantarnos y trabajar por alcanzar esta tierra prometida.